Ocupaciones Raras

Ocupaciones Raras

Creo que sería mejor que te diga algunas cosas antes de que venga Lazslow y te pegue un tiro. En primer lugar, nunca deberías haber robado las cajas del puerto, esas que adentro tenían hachís (Los muy ricachones, esos bebés de papá , se los van a fumar hasta quedarse secos). Siempre fuimos amigos, por eso me llamaste (creo) y me ofreciste un 45% mas gastos. Puedo decir que tu vocecita del otro lado del tubo me sorprendió. Luego entendí todo. Las cajas que querías robar eran de Laslow. Es que hay asesinos, y luego está Laslow. Hay ladrones y luego está Laslow. La palabra poder en el diccionario significa Laslow. Si se lo propusiera, llegaría a ser presidente de la ONU.

Resulta que ese hijo de puta debe estar perturbado. Me enteré que alguien se estuvo metiendo con sus cosas, hurgando con la nariz en asuntos que no debía. Y no, no me refiero a las cajas que robamos, yo hablo de una traición que le duele. Nosotros sólo somos las moscas que revolotean sobre la herida, y Laslow no está preocupado por la mosca como sí lo está por la herida. Y es grave, te lo juro. Y cuando te hablo de algo grave me refiero a que hubo un problema con una de las chicas del Laslow: Laura. Siempre fue su preferida pero la muy puta nunca lo quiso. Él le daba todo, pero ella miraba hacia el costado. Por las noches la morocha salía al balcón y miraba las estrellas, luego la muy viva se largaba a llorar. La dejaba salir los domingos, pero nunca sin dos de los hombres de Laslows que la vigilen. Ellos, con el correr de los domingos, se enteraron que Laura se metía en la casa de un tipo, y que hablaban de amor. Ellos nunca le contaron lo sucedido a su jefe (dicen que eran cómplices del engaño). El se enteró meses mas tarde y juró vengarse, de sus hombres y de Laura.

Pero volvamos a lo nuestro. Fui sabio en nunca decirte la verdad al aceptar tu proposición para robar esas cajas. Siempre me supo gracioso la idea de que me llame alguien para proponerme un negocio en el que yo salía perdiendo. Ahora bien, nunca me lo habían dicho con tanto descaro. Para serte sincero, que me llames para robar algo que era de mi propiedad fue realmente estúpido. Lo sé, nunca te había contado la clase de negocios que yo manejaba. En este tipo de ocupaciones raras lo mejor es mantenerse oculto. Me pareció extraño de mi parte aceptar el auto robo; la cosa es que acepté tu propuesta. Me resultaría grato verte en acción, para luego,y entre risas, contarte la verdad en algún bar. (Inclusive proponerte que seas mi socio)

Nunca te diste cuenta que llegué al lugar convenido una hora antes por que había enviado mis dos boys traidores para que vigilen el cargamento. Les metí tres balazos a cada uno. Apareciste mas tarde y cargamos las cajas en tu camión. Arrancaste el vehículo, pero me retrasé un poco. Había escuchado agonizar a uno de mis hombres. El muy vivo todavía no se había muerto. Me acerco para rematarlo y entre piedad y piedad me empieza a contar lo de Laura, y que el tipo del camión que venía conmigo, era el que andaba con ella los domingos. Ahora que te veo temblar, te hago una pregunta.

-¿Ves esta bala en mi pistola? Bueno, ahora está en tu frente.-

Tomás de Marcos 2012

Portada : The Creative Gun by Mark Fitz