Sin salida

Sin salida

Si a través de mis ojos pudieras haber visto cuánto me hacías falta, jamás habrías comenzado a llorar. Tus lágrimas fueron lo último que imaginé cuando me disponía a dibujar tu rostro unicorniano y esa nariz diminuta de la que…