Para tener alas, es necesario volar

Para tener alas, es necesario volar

Desde chicos, primero a través de nuestros padres y despúes mas científicamente en las clases de Lógica, nos enseñan que para tener algo, es preciso antes lograr algo.

Si A es B
Entonces B
Es decir, si me estoy mojando, llueve.
Llueve.
Entonces, me estoy mojando.

Si bien esto es más parte del lenguaje formal, y por ende, alejado del lenguaje natural, el de la comunicación, esta diferenciación es una barrera casi invisible en términos prácticos. Estamos, en situaciones de la vida, atados al lenguaje formal, a lógicas o paradigmas que parecen moldear la forma que pensamos y nos imposibilitan a lograr lo que queremos.

En matemáticas, cuando hablamos de suma y multiplicación, hablamos de que tienen propiedades conmutativas. Es decir, el orden de los factores, no altera el producto, o mas bien : el resultado de operar dos elementos no depende del orden en que se toman. ( ver wikipedia para más detalles)

Screen Shot 2015-05-27 at 12.21.26 PM

¿Acaso los hermanos Wright pensaron que para volar necesitaban alas? ¿ O tal vez vez primero pensaron en volar y luego buscaron la forma en como hacerlo? ( con alas, claro.

Para volar, se necesita alas, es verdad. Pero si estoy volando, tengo alas. Entonces, para tener alas, es preciso volar. El simple hecho de volar es lo que nos va a dar esas alas. De ahí nace la metralleta de frases usadas hasta el hartazgo por el deporte : Impossible is nothing, Just do it, etc. Es decir, dejar de pensar en que algo es difícil, algo que requiere mucho esfuerzo, e ir directamente a B.

Imaginemos una persona que nunca hizo deporte. Y su sueño es correr una maratón. Cualquiera le diría que debe : comprarse zapatillas, remera, agendar una hora del día para entrenar, entrenar miles de horas, comer bien, hidratarse, dormir y miles de cosas que implican correr una maratón ( y no fracasar en el intento). Ahora bien, si para correr una maratón, se necesita todo eso, entonces para tener todo eso, es preciso correr una maratón.

La lógica matemática, resultadista, inequívoca y tajante como es, puede ayudarnos a lograr las cosas que queremos. “Ser mas conmutativo” es intentar ver la cantidad de cosas que debemos lograr para llegar a nuestro objetivo sino que pensar más en el objetivo y esas cosas se van a lograr y surgirán de nuestro cuerpo de oruga, alas de mariposa.

 

Nosotros creamos el mundo en el que vivimos.

El cerebro no entiende que algo es bueno o malo. Actúa de otra forma. Si pensamos en riquezas, obtendremos riquezas, aunque la riqueza más grande es, claro, conocerse a uno mismo.

Este pensamiento lo volque en un cuento sobre el tema. Mas que un cuento, un microcosmos. Acá está.

 

Un arqueólogo revisaba archivos de una vieja biblioteca. Encontró un libro y entre sus hojas, un manuscrito en latín. Traducido decía: ” Para tener alas hay que volar”.

Salió del edificio y camino por un patio interno de adoquines dorados. Se percató que estaba sólo. No habían personas, no habían animales, no soplaba el viento y el sol se había detenido en el zenith.

Ahi se dió cuenta que era hora de morir. La hora había llegado. Vió un angel que se acercó a el y le susurro una canto al oído y ascendió.

El arqueólogo observo el ser alado y se preguntó como debía hacer para tomar altura y dejar este mundo que ya no tenía lugar para él.

Y de pronto sintió que se elevaba, muy alto, muy rápido. Su cuerpo ya no pesaba. Y así voló a la eternidad. De pronto, y con suavidad, unas alas azules o celestes salieron desde su espalda y le dieron aún mas impulso ascendente. El teorema se había cumplido.

Primero piensa en volar y no pierdas tiempo construyendo tus alas. Esas se te van haber dado, cuando estés preparado.

Foto de tapa : Samantha Foust ’09 “Wright Brothers”