El cuadro que me quise robar del MNBA

El cuadro que me quise robar del MNBA

El Museo Nacional de Bellas Artes realizó por segunda vez Bellos Jueves, un evento que propone contraponer las obras del museo con artistas músicales, o como ellos afirman

” La importancia del ciclo reside en la invitación a artistas a pensar o problematizar a través de sus intereses y proyectos algún momento de la historia del arte, desde la colección del MNBA, interrumpiendo la linealidad con la que se presentan habitualmente las exhibiciones.”

El lugar alrededor de las 9 pm congregaban a mas de doscientos jóvenes haciendo una fila bastante organizada. El lugar había abierto a las 7 y como al parecer se excedía la capacidad, los organizadores iban habilitando el acceso en tandas de a 30.

Screen Shot 2015-05-29 at 5.55.11 PM

Una vez adentro, se podía respirar una sensación caótica. El museo parecía estar tomado, aunque en realidad, es porque uno suele visitar los museos en mucho silencio, poca gente, todos muy tranquilos. Pero esa noche se escuchaban gritos, música fuerte, chicas sacándose selfies con el Le Moulin de la Galette de Van Gogh, mientras los guardias intentaban que nadie se lleve por delante ninguna escultura. No pude evitar hacer lo mismo y sacarme una foto con, según el crítico de arte Rodrigo Cañete, una de las obras más importantes y fundamentales de la Argentina. ( Si no escucharon las pastelas del MNBA, se los recomiendo)

Me llamó la atención unos artistas estilo “rap”  que hacían una performance con micrófono simulando hacer una visita guiada. En cada cuadro se detenían y tiraban versos , en ocasiones mirándo el cuadro como toreándolo. La idea me pareció bastante buena, pero la interpretación no. Tenían ritmo, pero sus letras sobre los cuadros eran muy obvias, observaciones que no hacía falta que te las diga un rapero para darte cuenta.

Arriba en la terraza hubo un show de Big Mama, Kris Alaniz y Karen Pastrana de mucha calidad y buen ritmo, con fusión de Bob Marley,  cantos españoles tipo bulerías (

Screen Shot 2015-05-29 at 5.04.19 PMsimilar a Bebe pero mas trash) que  hizo bailar a la gente que tomaban champagne de arriba y en su mayoría fumaban marihuana. Si la idea del evento era generar ese contraste, lo lograron y el show final fue un gran momento.

Pero toda esta introducción no hubiera exisitido y jamás la hubiera comentado en el blog si no hubiese sido por lo que descubrí esa noche.  Fue un gran hallazgo, una muestra de Pintura Nórdica, con artistas de Suecia y Noruega y unos artistas argentinos pero originarios de esa región. Siempre me gustaron los cuadros con paisajes naturales. La mayoría de estos artistas estudiaron en Francia y adoptaron la cultura del “plein air“.

Lo interesante de esta muestra es poder conocer los paradigmas, la forma de ver las cosas que tuvieron estos artistas. Uno suele estar más en contacto con la cultura norteamericana, latinoamericana ( una palabra muy amplia igual) o el combo  española-inglesa-francesa. Pero particularmente con la escandinava, no es algo que vemos todos los días. ( al menos que quieras ir a dejar mucha plata en Ölsen)y  aunque tengan influencias de la escuela francesa, sumergirse en esos cuadros es una experiencia que recomiendo.

Cuando me paré frente al “Las nieves” de Erik Hedberg miré para los costados a ver si había algún guardia, porque me dieron ganas de llevármelo. El cuadro brilla, podés sentir el calor en tu espalda del sol que amanece. Solo un escandinavo puede mostrarnos la cantidad de matices que tiene el color blanco. Estos cuadros que retratan una situación muy básica son los más complejos. Te pueden hablar por horas. Imaginaba tenerlo en mi mesa de desayuno y verlo todas las mañanas mientras tomo café. La forma en “pico” que termina la nieve es la única libertad que se tomó para romper con la naturalidad un poco impresionista que quiere contarnos de la nieve. Podría apostar que el cuadro lo pintó un martes. No parece ser fin de semana.Tiene esa sensación que te da estar en plena naturaleza un día de semana laboral. No es lo mismo caminar por un campo un sábado que un martes. Enserio lo digo. Todo parece llamarte más la atención. Por lo menos si sos un trabajador de oficina. La precisión de las sombras contra los miles de blancos y atrás un bosque que dice que ayer nevó un poco me hizo pensar en la soledad positiva que ofrece una casa de verano como esa, y el rol que juega durante el invierno.  ¿Cuantas cosas que son importantes para nosotros, las descuidamos solo porque en ese momento no las necesitamos?

Mientras miraba el cuadro, un grupo de chicas comentaban entre ellas las formas de la obra, las sombras del alambre y asentían entre ellas como poniéndose de acuerdo en lo que pensaban. El instinto básico del arte donde el artista invita a que dialogues con él a través de otro. ( Por que no te queda más opción).

T.D.D.M

“Why did you have to come to Casablanca? There are other places.”